sábado, junio 18, 2011

Aislamientos ecológicos para el ahorro energético


Los aislamientos orgánicos ecológicos ahorran ya que proceden de fuentes renovables y cuentas con unas inmejorables características térmicas y acústicas.

En este estudio realizado por la revista EcoHabitar se describen y comparan las diferentes opciones en cuanto aislamientos ecológicos existen en el mercado español: características, procedencia, presentación, importadores, distribuidores aplicadores y precios.

En el último número de EcoHabitar revista especializada en bioconstrucción y bioarquitectura se incluye un extenso artículo comparativo sobre los diferentes aislamientos ecológicos que se pueden encontrar en el mercado español.

La gama es extensa y en estos años el sector de la arquitectura bio ha ido incrementando la variedad y las cualidades de estos materiales.

En primer lugar destaca, entre sus cualidades, su buen balance medioambiental: los aislantes ecológicos tienen la ventaja, en la mayoría de los casos, de consumir poca energía en su fabricación, lo cual no es el caso de los "convencionales" tales como el poliestireno y el poliuretano derivados de la industria petroquímica. También son más fáciles de reciclar y proceden de materias primas de origen vegetal o animal, que son renovables por naturaleza.
En segundo lugar, su durabilidad, que precisamente no es la característica principal de la lana de vidrio, la cual ofrece un bienestar mediocre en verano y, además no soporta la humedad.

El estudio hace una comparación global entre varios aislamientos convencionales (poliestireno expandido, lana de vidrio y lana de roca) y ecológicos (fibra de madera, guata de celulosa, corcho, lana de cáñamo, cañamiza, lana de lino y lana de oveja). Las características de utilización son similares, así como las aislantes. Es en las características técnicas donde la capacidad hidroscópica de los ecológicos supera a los convencionales así como en el balance medioambiental done la energía primaria y el efecto invernadero que producen los convencionales es muy superior a los ecológicos.

En España, la información sobre los efectos en la salud de los productos de construcción se ofrece a cuentagotas. Sabemos que el poliestireno emite humos tóxicos en caso de incendio y pentano durante la instalación; que las lanas minerales pueden causar afecciones dermatológicas importantes, por no mencionar el riesgo de asma, debido a los aglutinantes y además persisten las dudas sobre el potencial cancerígeno de sus fibras (1). Sin embargo todavía no hay datos fiables o son insuficientes tanto para los aislamientos de origen mineral y sintético como para los ecológicos y su instalación, ya que también requieren tomar algunas precauciones.

El estudio también compara precios, composición, certificados y reconocimientos de las diferentes marcas de aislamientos ecológicos de fibra de madera, celulosa, cáñamo, lino, corcho y lana de oveja.


(1). 1987: OMS clasifica la lana de vidrio y la lana de roca como posibles cancerígenos en el grupo 2B.
1997: La Directiva de la UE del 05/12 clasifica a las fibras de aislamiento de lana de vidrio como posible carcinógeno pero insuficientemente evaluadas con la posibilidad de riesgos irreversibles.
2001: OMS reclasifica las lanas minerales en la categoría 3 o sea que no son clasificables en cuanto a su potencial cancerígeno en el hombre. Aparentemente los fabricantes han trabajado para reducir la biopersistencia de las fibras.

5 comentarios:

  1. Felicidades por la temática y el contenido de la página! Un saludo, Carmen.

    ResponderEliminar
  2. Las lanas minerales (lanas de vidrio y lanas de roca) son productos aislantes térmicos, acústicos y de protección frente al fuego, fabricados a partir de arenas silícias o rocas basálticas. Numerosos estudios y análisis de ciclo de vida demuestran que el impacto de la fabricación y uso de las lanas minerales es muy beneficioso para la protección del medio ambiente. Su durabilidad es la misma que cualquier otro material aislante (40-50 años). Todas las lanas minerales fabricadas en España son seguras, pues los fabricantes han demostrado su inocuidad al disponer del certificado Euceb, organismo que garantiza que los productos cumplen con la legislación europea de salud y seguridad. Además, disponen de Marcado CE y Marca N de AENOR. Por otra parte, de acuerdo con la directiva 67/548/CE y su modificación de enero de 2009, las lanas minerales dejan de estar clasificadas como irritantes. Mónica Herranz. Para más información www.aislar.com.

    ResponderEliminar
  3. Hasta el primer punto y seguido no tengo nada que objetar. Es a partir de ahí donde uno se queda parado intentando entender la frase: "Numerosos estudios y análisis de ciclo de vida demuestran..." sencillamente esa frase no se ciñe a la realidad y si miras el estudio realizado en el nº 30 de Ecohabitar, en la página 23 veras la comparación en el balance medioambiental donde queda claro que:

    Energía primaria de la Lana de roca: 168 kw Ep/uF
    Energía primaria de la Lana de oveja: 20 kw Ep/uF

    Efecto invernadero de la Lana de roca 43 kCO2 eq/UF
    Efecto invernadero de la Lana de oveja: 0 kw Ep/uF

    Esto es sólo un ejemplo el resto de aislantes ecológicos se comporta de una forma similar .

    Respeto a la salubridad no podemos objetar nada, ya que hay que reconocer el esfuerzo realizado por la industria de las lanas minerales, aunque aquí habría que preguntarse que pasa con las miles de toneladas instaladas de lana de roca y fibra de vidrio anteriores y calificadas, estas últimas, por la OMS en 1997 como carcinógeno y que tu llamas irritantes.

    Otra de las grandes problemas de las lanas minerales es que no tienen buena inercia térmica, algo que es sumamente importante para el aislamiento en verano (por ejemplo: los paneles blandos de fibra de madera, celulosa etc. tienen mucha inercia térmica), la capacidad calorífica especifica es solo de 800 J/kgK, mientras el cáñamo, con el mismo lamda de 0,04 W/mK, tine 1.300 J/kgK (fuente master de bioconstrucción IBN)

    Es innegable la evolución que se ha hecho en los últimos años. Sin embargo, si la nueva generación de lanas minerales tienen un rendimiento excelente como aislamiento y una reducción de los perjuicios para la salud, el hecho es que todavía la energía incorporada es siempre mayor que la de aislamiento verde (guata de celulosa, cáñamo ...), además sigue siendo un material muy sensible a la humedad, no son higroscopicos - por lo tanto necesitamos barreras de vapor las cuales si no son correctamente realizadas hay un riesgo añadido de condensaciones (agua de rocío) y daños de estructura (sobre todo con la madera) - y el ambiente no es tan agradable como con materiales higroscopicos..., tambien deja mucho que desear en su comportamiento en el confort estival6, cosa que no ocurre con los biológicos como la fibra de madera y la celulosa.

    Te recomiendo que estudies cuales son las características técnicas de los otros tipos de aislamientos para poder disponer de una visión mas amplia, comparar y saber, a ciencia cierta, de lo que se habla.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9:32 a. m.

    Di que este es un país de pandereta. Ni siquiera los lobbys de poder de las grandes multinacionales actuan como en las pelis. Ya nos pasó con la chica esa de Dow Chemical con el poliestireno. Aqui te publican un comentario de poca enjundia en un blog y ya. Iluso de mí! Yo que pensaba que se iban a echar al rollo y para convencernos nos iban a ofrecer un viajecito a China a visitar las fábricas, con buenos hoteles, comida rica en sitios pijos y conocer Shanghai la nuit del bracito de Miss Rockwool China 2011. Qué país éste !

    ResponderEliminar
  5. Anónimo8:10 p. m.

    como se llama ese aislante de trocitos que parece turrón azulado? es mas o menos ecológico? gracias si alguien me lo cuenta

    ResponderEliminar